23/03.2021

Medidas extraordinarias de apoyo a la solvencia empresarial en respuesta a la pandemia de la Covid-19

Real Decreto-ley 5/2021, de 12 de marzo

El pasado sábado, 13 de marzo, ha sido publicado en el BOE el Real Decreto-ley 5/2021 de medidas extraordinarias de apoyo a la solvencia empresarial en respuesta a la pandemia Covid- 19, en el que se recogen medidas para movilizar una inversión pública de hasta 11.000 millones de euros, destacando las siguientes:

1.- Línea COVID de ayudas directas

a) Destinatarios:

1.- Los autónomos y empresas con domicilio fiscal en territorio español, o entidades no residentes con establecimiento permanente, cuyo volumen de operaciones anual en 2020 haya caído como mínimo un 30% con respecto a 2019 y cuya actividad esté incluida en alguno de los CNAE previstos en el Anexo I.

Podrán tener acceso a ayudas directas para satisfacer sus obligaciones de deuda y pagos a proveedores, acreedores financieros y no financieros, así como los costes fijos incurridos, siempre y cuando estas obligaciones se hubieran generado entre el 1 de marzo de 2020 y el 31 de mayo de 2021 y procedan de contratos anteriores al 13 de marzo de 2021.

Para el caso de grupos que tributen en el IS en régimen de tributación consolidada, se entenderá destinatario el grupo como un contribuyente único, por lo cual el volumen de operaciones a considerar será el resultado de sumar todos los volúmenes de operaciones de las entidades que forman el grupo.

2.- Los empresarios o profesionales que apliquen el régimen de estimación objetiva en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas adscritos a los sectores definidos en el Anexo I anterior.

No se consideran destinatarios aquellos que en la declaración del IRPF 2019 hayan declarado un resultado neto negativo o haya resultado negativa la base imponible del Impuesto sobre Sociedades 2019 antes de la aplicación de la reserva de capitalización y compensación de bases imponibles negativas.

b) Importe de la ayuda

Las Comunidades Autónomas establecerán los criterios, de forma que no se superen los siguientes límites máximos:

– 3.000 euros cuando se trate de empresarios o profesionales que apliquen el régimen de estimación objetiva en el IRPF.

– Para aquellos empresarios y profesionales cuyo volumen de operaciones anual en el IVA haya caído más del 30% en el año 2020 respecto al año 2019, la ayuda máxima que se concederá será:

i. El 40 % de la caída del volumen de operaciones en el año 2020 respecto del año 2019 que supere dicho 30%, en el caso de empresarios o profesionales que apliquen el régimen de estimación directa en el IRPF, así como las entidades y establecimientos permanentes que tengan un máximo de 10 empleados.

ii. El 20 % del importe de la caída del volumen de operaciones en el año 2020 respecto del año 2019 que supere dicho 30%, en el caso de entidades y empresarios o profesionales y establecimientos permanentes que tengan más de 10 empleados.

La ayuda no podrá ser inferior a 4.000 euros ni superior a 200.000 euros.

c) Destino de la ayuda

En primer lugar, se satisfarán los pagos a proveedores, por orden de antigüedad y, si procede, se reducirá el nominal de la deuda bancaria, primando la reducción del nominal de la deuda con aval público.

Las Comunidades Autónomas y Ciudades de Ceuta y Melilla realizarán las correspondientes convocatorias para la concesión de las ayudas directas a los destinatarios ubicados en sus territorios. Asimismo, se encargarán de la tramitación, gestión y resolución de las solicitudes, del abono de las ayudas y de los controles previos y posteriores al pago.

2.- Línea para la reestructuración de deuda financiera Covid

Esta línea está destinada a empresas y autónomos con sede social en España, que hayan suscrito operaciones de financiación con aval público, que se hubieran concedido por las entidades de crédito o por entidades supervisadas por el Banco de España, entre el 17 de marzo de 2020 y el 13 de Marzo de 2021 y a las operaciones de financiación concedidas entre el 17 de marzo de 2020 y el 13 de Marzo de 2021 que cuenten con reaval concedido por CERSA.

Podrán renegociar las condiciones con el banco, como extender el plazo del aval, convertir el crédito en préstamo participativo, reducir parte del crédito pendiente de pago impagado o con aval ejecutado. Para ello se va a elaborar un código de buenas prácticas para que los bancos conozcan e informen a los clientes de los criterios a aplicar.

Las entidades financieras no podrán aplicar comisión alguna por la cancelación anticipada de la deuda realizada con los fondos que cuenten con aval público.

3.- Fondo de recapitalización de empresas afectadas por Covid

A través de Cofides se ofrecerán distintos instrumentos financieros de endeudamiento y capital para que empresas viables reestablezcan su equilibrio financiero. El estado podrá entrar en su capital durante ocho años e incluso participar de beneficios futuros. En ningún caso el Fondo apoyará financieramente a empresas que con anterioridad a la crisis de la COVID-19 tuvieran problemas de viabilidad o a aquellas que se consideren inviables a futuro.

Para poder acceder a las ayudas directas y los fondos mencionados en los puntos 1, 2 y 3 anteriores se deberá cumplir, entre otros:

a) Mantener la actividad correspondiente a las ayudas hasta el 30 de junio de 2022.
b) No repartir dividendos durante 2021 y 2022.
c) No incrementar retribuciones de la alta dirección durante un periodo de dos años.
d) Hallarse al corriente en el cumplimiento de las obligaciones tributarias y frente a la Seguridad Social.

4.- Aplazamiento de deudas tributarias

Para aquellas entidades o personas con volumen de operaciones no superior a 6.010.121,04 euros en el 2020, se concederá un aplazamiento de seis meses del ingreso de la deuda tributaria de las declaraciones y autoliquidaciones cuyo plazo de presentación e ingreso finalice desde el día 1 de abril hasta el día 30 de abril de 2021, ambos inclusive, siempre que las solicitudes presentadas hasta esa fecha sean de cuantía inferior a 30.000 €. Este aplazamiento será aplicable también a las deudas tributarias por ingresos a cuenta, retenciones y pagos fraccionados. No se devengarán intereses de demora durante los primeros cuatro meses del aplazamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *